Mornington Peninsula

Quizás uno de los lugares más lindos para visitar en Australia es, desde mi punto de vista, Mornington Peninsula.
La idea de ir a este lugar surgió un día domingo, de esos lluviosos que no hay nada para hacer, o que la mejor opción es dormir, mirar películas, preparar mates (y cocinar chipá!).  De un momento para el otro, surge la idea, preparamos el mate y ya estábamos en la ruta…
Empecemos por la izquierda:
En Frankston comienza el recorrido de la peninsula:
En todas las paradas hay un pier (muelle), y en casi todas hay gente pescando. Así como estos señores a los que se les escapó el pescado:
Así como estos niños que sacaron un tiburoncito:

Los pescadores sacan muchos calamares, que pintan el piso de negro.

Está lleno de paisajes maravillosos para contemplar:

Y en Portsea mucha historia por conocer:

Que linda sensación es la que uno tiene cuando cree sacarle provecho a esos días en los que no se quería ni mover de la cama. Y mejor aún cuando al terminar la jornada se puede dormir diciéndose a si mismo que disfrutó de haber tenido piel de gallina (de emoción, no solamente de frío) aunque sea por un pequeño instante del día.
Ojalá este tipo de emociones tuviesen lugar en nosotros más seguido…

Hasta siempre Mornington Peninsula!