Escape A Alcatraz

Año 2012. Viaje a Estados Unidos. Entre los destinos que tenía pensado recorrer no estaba la famosa cárcel de Alcatraz. Nunca antes supe de este lugar, ni siquiera había visto un documental, película o googleado la palabra en la web. Pero un día una amiga me pregunta: ¿querés que te reserve la entrada para ir a Alcatraz con nosotros?, y a modo oveja que sigue al rebaño, me apunté al programa y mi respuesta fue un –si, quiero!!!- rotundo.
Lo pensé al estilo “must do” o “todos van, voy también” , y fui a Alcatraz.

DSC04288

Entrada a Alcatraz (ahora hay que pagar con dinero para ir)

Año 2014. Después de ver la película “Escape de Alcatraz” (Escape from Alcatraz), se me vinieron un montón de recuerdos a la cabeza, y me pareció haber pisado Alcatraz una vez más, solo que esta vez fue ni más ni menos que con la imaginación.
Recorrí la isla, los pasillos, la librería, el comedor, las celdas, el patio, la sala de guardia. Me metí en la sala oscura, detrás de las rejas. Dormí en una de esas camas, me cepille los dientes sobre ese lavamanos, me bañé en esas duchas, comí esa comida, respondí a ese silbato, obedecí a ese guardia, me callé, miré para abajo, no dije lo que pensaba, tuve miedo, bronca. Odié, maldecí, grité, lloré. Sentí el vacío, la desesperanza, el desánimo, la insatisfacción y me volví a alzar. Me descubrí tirada en el poco espacio que tenia de suelo en mi celda, rodeada de paredes descascaradas, una reja infranqueable, olor que despedía el inodoro a dos centímetros de mi cama, y escuchando gritos provenientes de los presos vecinos, y me encontré diciéndome a mi misma: ¿Qué estoy haciendo acá? ¿Cómo es que llegue? ¿Quién me trajo a Alcatraz?… Hasta que sonó mi celular y volví a mi otra realidad, mi realidad “mas racional”-si se quiere-, y suspirando aliviada pensé: -menos mal que era solo un sueño o mi vagabunda ilusión. Que reconfortante es saber que estoy tirada en el sofá con una manta encima después de haberme quedado dormida en el final de la película y no estoy ahí, en “La roca”.

DSC04291

La entrada

DSC04385

Infaltables imanes con el “Bienvenidos a La Roca” , ya casi el lema de Alcatraz.

¿Cómo es que lo que fue una prisión se haya transformado en un destino turístico?
¿Cómo fue posible que lo que una vez fue una orden, o disposición emitida por una autoridad, ahora se transformase en un “cliché” con formato de imán cual destino será ir a parar a la heladera de quien lo compre?
¿Cómo fue que lo que me generó cierta satisfacción de recorrer (diciéndome a mi misma: ¡Guauu mirate donde estas Ayelen!) fue lo más espeluznante que quizá hayan vivido otros seres humanos?
¿Cómo es que en 50 años las cosas puedan haber cambiado tanto?
50 años atrás “ir a Alcatraz” tenía un significado muy distinto al que tiene “ir a Alcatraz” ahora. Mientras ahora es una de las tantas propuestas turísticas que tiene San Francisco para ofrecer y que genera entusiasmo, intriga y a lo sumo un poco de piel de gallina; antes no creo que hayan experimentado las mismas sensaciones las personas que eran enviadas a Alcatraz.

DSC04316

Patio en el que los reclusos iban a ver la luz del dia

Sin pretender enumerar los efectos que pudo haber tenido para los convictos el hecho de ser enviados ahí, pensé en traer a consideración algunos extractos de lo que se dice en la película (que son casi los mismos que aparecen en lo que ahora es una especie de museo de lo que quedo de la cárcel de Alcatraz) como para que cada uno saque sus propias conclusiones. Acá van:

“Cuando no se cumplen las normas de la sociedad te mandan a prisión. Cuando no obedeces las normas de la prisión te mandan a Alcatraz.”

“Alcatraz no se parece a ninguna otra prisión de los Estados Unidos. Aquí cada preso está encerrado solo en una celda individual.”

DSC04311

Una de las tantas celdas individuales

DSC04366

Simulación del caso real en el que esta basado la película “Escape de Alcatraz”

-Alcalde de Alcatraz dirigiéndose a un recluso: “La opinión de los reclusos no cuenta. Hacen lo que se les ordena. No se les permite tener periódicos ni revistas que traigan noticias del exterior, tu conocimiento de lo que ocurra afuera de aquí se limitará a lo que te contemos.
Tu mundo se circunscribirá a lo que ocurra en este edificio.
Tus privilegios: puedes hablar, trabajar. Otras instituciones regalan el trabajo. Aquí a ese privilegio tendrás que ganártelo. Te prometo que desearas conseguirlo.”

“Alcatraz ofrece las máximas garantías de seguridad. Es una prisión invulnerable.”

DSC04326

La celda mas invulnerable, y la mas oscura. Ahí iban los presos que eran castigados.

“No pretendemos formar buenos ciudadanos, pero sí buenos reclusos”.

“Alcatraz es cmo una cesta donde se guardan todos los huevos podridos”.

“De quienes han intentado la fuga, la mayoría ha sido capturado y los demás han muerto ahogados en la bahía”.

“Nadie ha logrado nunca fugarse de Alcatraz, ni nadie nunca lo logrará”.

DSC04355

Vista de San Francisco desde Alcatraz

“En <<La Roca>> no quieren que hagas nada, salvo cumplir tu condena. Tú dura y pesada condena. Este lugar afecta a los hombres de forma distinta, o te haces más fuerte, o te destroza.”

“Todo el que ha estado encerrado aquí ha buscado la forma de fugarse. Pero jamás lo ha logrado”.

“La mayoría de las prisiones tienen un guardia por cada siete presos, aquí hay uno por cada tres”.

DSC04373

La cocina

“Supongamos que quieres intentar fugarte: Primero tienes que salir de la celda, cada barra está especialmente reforzada en su interior por seis duros cilindros de acero. Tampoco hay forma de hacer un túnel, toda la isla es roca viva. Hay que nadar más de una milla para llegar a la costa, salvando las fuertes corrientes, y el agua está tan fría que en pocos minutos se te entumecería hasta la lengua. Aunque sepas nadar muy bien, sería un milagro que lo consiguieras. Hay recuento de reclusos doce veces al día”.

“A veces me parece que esta pocilga no es más que un largo y pesado recuento. Nosotros contamos las horas, los guardias nos cuentan a nosotros, y el alcalde repasa todos los recuentos.”

DSC04351

Icono de La Roca

Una vez expuesto esto, realmente espero que haya movilizado algo en la forma en que muchas veces naturalizamos las cosas, que incentive a preguntarnos sobre los modos en que pensamos las instituciones de encierro, las formas de ejercer la autoridad y la influencia que está tiene sobre el comportamiento de las personas, la disciplina, el poder, y todo lo que a cada uno se les ocurra.
También los invito a ver algunas películas que tocan algunas de estas temáticas:
Escape de Alcatraz
El experimento
La ola
Sueños de libertad

¿Se te ocurre alguna para recomendar?